Sopa marciana! nace con un único afán: Ninguno. Es un susurro a la nada, un disparo al aire, una forma de desahogo, de plasmar percepciones y crear un pequeño catálogo de ideas... Unas buenas, otras malas pero siempre con alguna reflexión de fondo.

 

Son las tribulaciones de un publicista que va corriendo a todas partes sin saber realmente por qué. El pequeño resumen de una carrera profesional aún en su calentamiento. Un catálogo de las piezas más representativas, de unas cuantas aficiones y en definitiva de mi tiempo. El problema del tiempo es que uno nunca sabe si es tiempo perdido hasta que ha pasado...

 

Espero que disfrutes tanto viendo esta página como yo al completarla.

¿Sopa Marciana?

La sopa marciana es un tipo de crema orientada a los más pequeños, hecha a base de verduras y decorada con imaginación. Es un buen método para que los niños la tomen ilusionados sin tener en cuenta que por lo general, casi ninguno de los ingredientes que contiene les gustaría por separado. Tan fácil como usar una pizca de imaginación y una batidora para que las cosas sean menos duras, puro marketing.

Diferencias elementales entre "Sopa, Marciana!" y "Sopa Marciana!"

Ilustración: Álvaro Rodríguez / © 2011 Sopa Marciana

De profesión... Pastelero

Según Rogelio Salmona, la buena arquitectura transforma sin modificar. Edificante frase pero... ¿Me quiere explicar alguien qué es el buen diseño?

 

¿Qué es la creatividad? ¿Es práctica en la publicidad actual? ¿Es perceptible cuando se aplica? ¿Cómo diablos se cuantifica? ¿El tener poco tiempo justifica el "todo vale"? Después de más de 11 años trabajando y respirando imagen sigo siendo un idealista. Un turista despistado que sigue creyendo que el buen gusto va necesariamente ligado a una correcta usabilidad, un equilibio y una lógica.

 

La lucha de poder entre Photoshop y Powerpoint es el pan de cada día de cualquier diseñador que se precie. Hallar el equilibrio sin tener que hacer "el logo más grande" es el reto. Ese es el fundamento principal de esta web: Mostrar trabajos reales y resueltos de la mejor manera posible (esperemos).

 

El siguiente diagrama muestra de forma gráfica las vueltas que puede dar una pieza publicitaria. Los cambios que sufre una idea según las manos por las que pase y los distintos puntos de vista por departamentos: Objetivos, subjetivos, económicos, suicidas, caprichosos, pragmáticos... Todos tienen su papel dentro del proceso, pues como dijo Descartes: No hay nada repartido de modo más equitativo en el mundo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente.